cerrar [x]

Paraguay cuenta

por
Paraguay cuenta, cinco siglos en cuarenta ficciones, investigado, seleccionado y editado por Sebastian Ocampos. Editorial Y (2019). Libro de relatos históricos y cuentos trascendentales. 456 páginas. Pedidos al +595 961 419246 y el correo bene.edicion@gmail.com. Disponible también en las librerías de Asunción.

 

Introducción, por Sebastian Ocampos (fragmento)

Este libro nació del cuestionamiento: ¿Paraguay cuenta? ¿Se narra a sí mismo? ¿Tiene algún valor? ¿Vale la pena el esfuerzo de conocerlo? Según la investigación: sí, desde hace cinco siglos, aunque los primeros tres no hayan sido fecundos, Paraguay es narrado en poemas, crónicas, relatos, cuentos y novelas. Y según mi lectura: sí, los relatos históricos tienen el valor de la memoria para la reflexión ética y política sobre la configuración de nuestra identidad individual y colectiva; y los cuentos de los siglos XX y XXI, el valor de la conciencia literaria: la escritura ya no es un deber patriótico y/o un fin político, sino la interpretación crítica de una realidad que nos interpela y el esmero narrativo de crear una obra que irradie el abismo y, a la vez, el mundo.

 

Contratapa, por Rogelio Vallejo (fragmentos)

En el Paraguay se escribe, no en vano es un país de leyendas y mitos, romances y pesadillas. Toda esa riqueza es interpretada y reinterpretada en castellano y guaraní, dos espacios que coinciden, chocando, copulando, formando o deformando esa realidad brutal y contradictoria en la que viven sus habitantes, donde lo sublimemente humano, en unión o bajo el dictamen de lo inhumano, produce una realidad propia, con contrastes, registros e idiosincrasias muy particulares.

Paraguay cuenta es una antología denodada, con ejemplos de lo que la literatura del mediterráneo país suramericano es capaz, desde tiempos en que el concepto de una identidad paraguaya no entraba en discusiones hasta excelentes ejemplos de autores contemporáneos. La lista no es completa, no puede serlo; esto podría causar enojos y resentimientos, así como, con un poco de suerte, podría crear debates y controversia dentro y fuera del país, entre quienes conocen bien o algo de su literatura.

Paraguay existe, aunque no se lo conozca. Paraguay escribe, aunque no se lo lea. Paraguay cuenta.

 

Prólogo, por Maribel Barreto (fragmentos)

Consideramos oportuna la aparición de esta antología, Paraguay cuenta, investigada y seleccionada por el escritor y editor Sebastian Ocampos. Podríamos denominarla como una caminata de cinco siglos; un transcurrir lento que nos asombra en cuanto a su conjunto orgánico.

Pocos estaban dispuestos a considerar la existencia de una literatura paraguaya y muchos hasta pensaban que en realidad no existía. Tuvieron que pasar siglos antes de que se legitimara la pertenencia de las creaciones de la época colonial a la literatura paraguaya, nacida sí a impulsos de la literatura española, pero ya con su originalidad americana.

La originalidad, la variedad, el mérito intrínseco de las obras, el retorno a la intimidad como fuente del pensamiento de la creación y del arte; esta antología demuestra que tiene nuestro país una cantera de cuentistas rica y singular.

 

Índice

Introducción: Irradiar el abismo, por Sebastian Ocampos

Prólogo: Un conjunto orgánico, por Maribel Barreto

Lucía de Miranda, por Ruy Díaz de Guzmán

Maldonada, por Ruy Díaz de Guzmán

Dragón, por Ruy Díaz de Guzmán

Nicolás I rey del Paraguay, por Anónimo

Dos horas en compañía de un loco, por D. L. T.

Viaje nocturno de Gualberto, por Juan Crisóstomo Centurión

La atrevida operación del doctor Orts, por Otto Miguel Cione

El maestro, por Rafael Barrett

Los Cuervos de Icaria, por Carlos Frutos

Romance de la niña Francia, por Concepción Leyes

La mano en la tierra, por Josefina Plá

Hooohhh lo saihovy, por José Santiago Villarejo

El guahu, por Gabriel Casaccia

¡Fábricas!, por Arnaldo Valdovinos

El pájaro mosca, por Augusto Roa Bastos

Amarga cosecha, por Carlos Garcete

Alcanfor, por Antonio Bonzi Penayo

El guerrillero, por Ana Iris Chaves

Orden superior, por Maybell Lebron

Los habitantes del abismo, por Mario Halley Mora

Sólo un momentito, por Rubén Bareiro Saguier

Arribeño del norte, por Carlos Villagra Marsal

Que la muerte nos separe, por Neida Bonnet de Mendonça

En tiempo de chivatos, por Margarita Prieto Yegros

La carabela, por Raquel Saguier

Sobrevivientes anónimos, por Chester Swann

Las señoritas de Pérez Pin, por Yula Riquelme

La muertita, por Renée Ferrer

El Stradivarius, por Augusto Casola

Angola, por Helio Vera

Macario, por Guido Rodríguez Alcalá

Capibara, por Luisa Moreno Sartorio

El apocalipsis según Benedicto, por Esteban Bedoya

El refutador, por Gilberto Ramírez Santacruz

Putus versus, por Humberto Bas

Un día de furia, por Arístides Ortiz Duarte

Riqueza interior, por Javier Viveros

Nido vacío, por Milady Giménez

Ofiuco, por Mónica Bustos

La diatriba, por Sebastian Ocampos

 

¿Te gustó la nota?
  • ¡SÍ! 
  • NO 
  • MÁS O MENOS 
3

Aún sin comentarios.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *