cerrar [x]

Términos de convivencia: los yoes y los otros de Contrapuntos: Patiens

Mediante su título en latín Patiens, «el que sufre», la octava edición de Contrapuntos busca sincronizar su reloj con el de los lectores y presenta un texto colaborativo entre trece autores de cuatro continentes y otros contribuyentes en diseño y consejo editorial.

 

El editor Ángel María Rañales Pérez revela en su nota el cambio de título que sufrió la presente edición, de Ludens, «el que juega», a Patiens. Ante el pedido editorial de narrar este extraño tiempo de distancia social, los autores responden en tres idiomas con el consabido oficio del arte y la literatura sobre la realidad: materializar lo percibido, sentido y soñado en palabras y otros signos, todos los cuales son inevitablemente sociales. Las voces en la edición son prueba viva de todo tipo de desplazamiento a nivel global, sin ir más lejos, en las últimas tres décadas. Estas voces diversas, sin duda propicias al motivo inicial de la convocatoria —demostrar el «carácter lúdico e interactivo» de socialización en nuestra época— han de compadecerse con sus contemporáneos tras ser compuestas en un libro, cuyo título manifiesta su razón de ser, que matiza cada pieza y atrae palabras de sufijo con- a la mente de quienes lo hojeen.

La portada de la nueva edición presenta gruesas líneas horizontales hechas con papel de distintos tintes. Trizadas a mano, las franjas de papel recuerdan a uno de los sentidos corporales que suele faltar en nuestra época y concede mayor importancia a lo virtual: el tacto. La curaduría textual y visual realizada por Indira Yadira Ariana García Varela enseña una apreciación táctil del pasado que muestra Desandar: una obra emotiva de Eunice Adorno que ilumina los rincones menos visitados de un archivo fotodocumental de la revolución mexicana con el fin de dramatizar y, por ende, reavivar el lado femenino de ese momento histórico. La siguiente pieza tiene de cinco poemas de Radoslav Rochallyi. El poeta contrasta el fondo irracional del ser humano con su facultad de reflexionar sobre ello. Su reflexión filosófica se muestra con una combinación de dos de los lenguajes más hegemónicos del mundo contemporáneo: el inglés como lingua franca de nuestra época y la matemática como lenguaje científico de axiomas.

Eric D. Goodman narra un asalto de animales —salvajes a primera vista, pero en realidad disciplinados por manos humanas— que termina fortaleciendo la unión y confinamiento familiares en el ámbito urbano. Su desenlace hace que el relato se lea como una fábula alegórica ante la realidad que dio el título actual a Contrapuntos VIII. Con un protagonista sumergido en el mundo virtual y financiero, fenómeno que no nos es ajeno a muchos de nosotros, el cuento de Miguel Ángel Albújar-Escuredo satiriza lo absurdo de la ambición humana de ir a lo más alto sin conocer sus términos.

Seis poemas de Ashley A. Arnold se arraigan firmemente en la sociedad estadounidense contemporánea y verbalizan cuestiones de la política, género, medios de comunicación y el cambio climático. La voz poética del penúltimo poema The Most Important Thing visualiza la jerarquización que se agudiza entre los casos que se cuestionan a la hora de registrarse en una agenda privada, y que a su vez refleja la limitación humana de sentir el mundo como y con los otros seres. Sebastian Ocampos también toca la cuestión de género en el cuento Sin Melissa desde un ángulo distinto, cuyo narrador se arrepiente de su cobardía juvenil ante una clara injusticia. A través de una trama familiar de la pérdida de inocencia en aras de la unión homogénea, cuestiona todo lo que nos impida el placer de jugar y socializar con otros.

Los cuatro poemas de Yuan Hongri y el ensayo de Patrick Thomas Ridge sobre Carne Trémula (1997) de Pedro Almodóvar son dos piezas que habrían encajado mejor en la temática Ludens de movilidad, globalización e inter-sociabilidad. En los poemas míticos y oníricos de Yuan Hongri, se ven elementos culturales de China —después de su apertura al mercado global en cuyo pleno desarrollo creció el poeta— como un país orgulloso de su tradición clásica respaldada por la tecnología. Patrick Thomas Ridge muestra la influencia de los Estados Unidos de los años 80 y 90 con sus íconos culturales del deporte, el cine y las marcas comerciales, cuya llegada a España fue concebida como la señal de entrada al mercado global.

Luego de las piezas de Yuan Hongri y Patrick Thomas Ridge, viene un poema sobre el efecto vital de la lectura. Césare Pavese de Francisco Álvarez Koki se lee con más peso en parte debido a lo que sabemos de la época que le tocó vivir al difunto escritor italiano (1908-1950).

El libro cierra con Historias de cemento, una entrevista a Julián Scher, actual coordinador de fútbol femenino de Racing de Avellaneda, uno de los clubs más conocidos de Argentina. Julián Scher transmite su pasión por el fútbol con palabras vivas que ayudan a apreciar el poder transformativo del deporte, un cimiento fundamental de la sociedad argentina. Con su formación académica y experiencia profesional como sociólogo y periodista, el entrevistado toca varios temas que pueden atraer a cualquier lector que conozca la historia y literatura de ese país.

En conclusión, esta publicación presenta piezas de mucho carácter que se resisten a cualquier categorización simplificadora. Este libro de unas cien páginas sirve de guía para navegar escenas contemporáneas ambientadas en distintos tiempos y espacios —cercanos, lejanos, familiares, místicos, físicos y virtuales—, en las que se vislumbra el contorno de cada yo y su alrededor. Mediante esta reseña, que solo es una lectura entre otras múltiples posibles, sugiero que leamos los términos y las trayectorias de convivencia que nos presentan los yoes y los otros de Contrapuntos: Patiens.

 

¿Te gustó la nota?
  • ¡SÍ! 
  • MÁS O MENOS 
  • NO 
1

Aún sin comentarios.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *